Austeridad Compartida y Txaparrón Solidario 2017

Una vez más el Arziprestazgo de Tafalla prepara la campaña de Austeridad Compartida y, con ella, el Txaparrón Solidario, que tendrá lugar el fin de semana del 1 y 2 de abril en la localidad. A través de esas iniciativas intentamos concentrar la solidaridad de toda una comunidad animando a toda la Zona Media a colaborar en un proyecto real gestionado cada año por una ONG diferente en una zona necesitada. 

En 2016 el dinero fue destinado al apoyo nutricional de los niños en las escuelas Santa Teresa, Virgen de Suyapa y Santa Clara en Tegucigalpa, capital de Honduras. Gracias a los 49.103,40 € recaudados en todas las campañas la ONG Acoes pudo asegurar  a estos niños una dieta más completa que ayude a mejorar su calidad de vida y garantizarles la alimentación en la escuela, ya que no todas las familias pueden asegurar que comerán cada día.

Este año el proyecto se centra en Gujarat, una región de India en la que se localiza la Misión jesuita Ankleshwar Catholic Church, gestionada por medio de la la ONG Bal Vikas India, fundada en Pamplona en 2014. 


La zona en la que actúa la Misión es un área que se ha convertido con los años en un enorme polígono industrial en el que se han asentado cientos de fábricas. Con ellas llegaron multitud de adivasis, término que significa habitantes de los comienzos y que designa a diferentes grupos étnicos que tienen algo en común: son uno de los peldaños más bajos de la sociedad en India, los parias, y eso significa que no tienen derechos. Llegaron a Gujarat buscando una mejor vida y acabaron construyendo chozas de caña, barro y estiércol de burra al lado de las carreteras. Estas construcciones suponen un riesgo para la salubridad y no aguantan las lluvias monzónicas. 
Una de las frágiles casas de los adivasis. Fuente: http://www.balvikasindia.com/

El padre Joaquín Castiella, que trabaja sobre el terreno, indica por otro lado que una casa que no es digna lleva a los adivasis a buscar escapes como la bebida. Castiella indica que han construido más de 311 viviendas y que el cambio producido en las familias es notable, aunque el proceso se demora porque el precio de los materiales de construcción en India, país en vías de desarrollo, se ha disparado.

El Txaparrón Solidario de este año se centra en la construcción de casas dignas para los habitantes de la zona, en muchos casos familias de los niños que van a la escuela de la misión. Se pretende construir al menos un bloque de cuatro casas que supondrá una vivienda digna para unas 30 personas que carecen de los medios para hacerlo. El presupuesto estimado es de 41.128 euros y cada una de las cuatro familias beneficiadas aportará una parte simbólica al gasto general para cooperar con el proyecto de construcción de los hogares. Bal Vikas cuenta ya con la experiencia de haber levantado más de 300 casas en terrenos de la Misión. 
Una de las casas construidas por la Misión. Fuente: http://www.balvikasindia.com

 
Bajo el lema Edificando Vidas los motores del esta propuesta se ponen en marcha de nuevo para lograr un año más desatar esa lluvia de solidaridad que siembra futuro a distancia.

 Para más información o colaboraciones se puede contactar con los organizadores a través del correo txaparronsolidario@gmail.com o a través del facebook
twitter instagram del Txaparrón Solidario. 



Austeridad Compartida y Txaparrón Solidario 2016

Como los últimos años, desde el Arziprestazgo de Tafalla preparamos la campaña de Austeridad Compartida y, con ella, el Txaparrón Solidario. Con estas iniciativas intentamos poner nuestro granito de arena en el mundo, ayudando a quienes pasan por dificultades e intentando concienciar a toda nuestra Comunidad animándoles a colaborar.

El año pasado colaboramos con un proyecto en Kipushi (R.D. El Congo), y conseguimos recaudar 51.222,07 euros para el Dispensario de Saint Charles. Con este dinero pudieron arreglar el techo de la maternidad y contribuir a la mejora de los suministros de luz y abastecimiento de agua. Esto, junto con la construcción y adecuación de otras zonas del centro y la adquisición de nuevos materiales, permiten al centro sanitario trabajar hoy en mejores condiciones.

En esta ocasión, nos unimos al proyecto de Tegucigalpa (Hunduras), gestionado por la Asociación Colaboración y Esfuerzo (Acoes), organización fundada por el Padre Patricio Larrosa, sacerdote de la Diócesis de Guadix-Baza (Granada), destinado al apoyo nutricional de los niños en las escuelas Santa Teresa, Virgen de Suyapa y Santa Clara. A estos centros acuden 3.900 niños y niñas de las tres colonias más desfavorecidas de Tegucigalpa, y reciben una comida (generalmente compuesta por arroz, frijoles, pasta,…) que en muchos casos es su única comida diaria. Con el dinero recaudado pretendemos colaborar reforzando la escasa alimentación que reciben estos niños, para que reciban una dieta más completa que ayude a mejorar su calidad de vida. Además, a aquellos niños que más lo necesitan se les proporcionará un desayuno en las escuelas, algo que sus familias no pueden proporcionarles.

El presupuesto para este proyecto es de 41.730 euros, y esperamos cubrir esta cantidad a través de distintas aportaciones y campañas.



La más conocida de estas campañas es el Txaparrón Solidario, que este año celebramos el fin de semana del 19 y 20 de marzo en la Plaza de Tafalla. Durante este fin de semana, se podrán visitar los distintos stands y participar en las actividades que se preparen, para colaborar así con el proyecto.

Asimismo, el día de Jueves Santo, “Día del Amor Fraterno”, se podrá contribuir a esta iniciativa convirtiendo tu ayuno de la Cuaresma en solidaridad.


Desde aquí te invitamos a colaborar con nosotros para conseguir, un año más, llevar un poco de esperanza a quienes más lo necesitan.


Proyecto

Tegucigalpa, capital de Honduras, es la ciudad más poblada del país. En las últimas décadas, ha habido una explosión demográfica, y actualmente tiene 1.190.230 habitantes. La falta de planificación adecuada, la urbanización densa y desordenada sumados con fenómenos socioeconómicos como la pobreza y la delincuencia, son azotes de la vida cotidiana en la capital.

El 75% de la población vive en la pobreza y de estos, el 40% viven en la miseria.

La mitad de la población tiene menos de 18 años.



Tras el huracán Mitch muchas familias se quedaron sin hogar y fueron formando, en las afueras, distintas colonias de viviendas muy precarias, sin agua potable, desagües ni luz eléctrica.

Las escuelas se encuentran localizadas en las colonias Nueva Capital de la Ciudad, Linda Vista y Ramón Amaya Amador de Tegucigalpa, y son gestionadas por Acoes Honduras. Estas colonias se han formado por invasión del terreno de un grupo de familias, la mayoría damnificadas por el huracán y, posteriormente, por más familias procedentes de otras comunidades marginadas de Tegucigalpa o de las zonas rurales del país. En estas colonias la población infantil supera los cuatro mil niños. Viendo la necesidad de facilitar el acceso a la educación y apoyar en la alimentación a los niños de dichas familias, en los últimos 20 años, se han construido 3 escuelas: Santa Clara, Santa Teresa y Virgen de Suyapa.

Las escuelas promueven y fomentan un cambio de actitud de toda la comunidad en relación a la educación, concienciando a los padres de familia, alumnos y docentes sobre el papel fundamental de la educación en la vida del ser humano y, por ende, en el progreso de los pueblos.

La acogida de las escuelas en las colonias es muy positiva. La oferta de alimentación es la primera razón de apoyo por los habitantes de las colonias, cuyas nociones de educación o desarrollo social son inexistentes.

Estas escuelas son un ejemplo vivo para el resto de la ciudad e incluso del país, de cómo niñas y niños sin recursos no están destinados a la mendicidad o a los trabajos de subsistencia, sino que pueden estudiar, labrarse un futuro y trabajar en igualdad de condiciones que otros sectores más favorecidos.



El objetivo de Acoes con este proyecto es contribuir a facilitar el acceso a la educación y dar apoyo nutricional a los niños y niñas de las familias con menos recursos de las colonias para que puedan forjarse un mejor futuro.

Las escuelas atienden a casi 4.000 alumnos de muy bajos recursos que estudian desde maternal hasta noveno grado (de los 3 hasta los 15 años). Muchos de ellos pertenecen a familias de madres solteras, con un elevado número de hermanos.

En los centros, además de proyectos educativos, se pretende que los estudiantes adquieran hábitos alimenticios y nutricionales. La dieta de la escuela pretende ser equilibrada y ayudar al crecimiento de los niños. Actualmente se basa en legumbres, verduras, pasta y sus derivados.

Asimismo, a los niños beneficiarios de estos proyectos se les ofrece:
  • Atención médica y odontológica.
  • Material escolar.
  • Uniforme (pantalón, camisa y zapatos).
  • Apoyo específico a niños con problemas de aprendizaje.

Todo ello sólo es posible a través de donaciones, ya que los miembros de Acoes son todos voluntarios, apoyados por las madres de familia hondureñas.


¿Cómo colaborar?

Si formas parte del Arciprestazgo de Tafalla, cualquiera de los párrocos de las localidades te dará toda la información para que puedas colaborar, de una forma u otra, con este proyecto. En caso contrario, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros a través de txaparronsolidario@gmail.com y te contaremos cómo puedes colaborar con este proyecto.

Muchas gracias a todos de antemano.


- - - - - - - - - -


Austeridad Compartida y Txaparrón Solidario 2015

Un año más, desde el Arziprestazgo de Tafalla se prepara la campaña de Austeridad Compartida y, con ella, el Txaparrón Solidario. Con estas iniciativas intentamos poner nuestro granito de arena en el mundo, ayudando a quienes pasan por dificultades e intentando concienciar a toda nuestra Comunidad animándoles a colaborar.

El año pasado colaboramos con un proyecto en Kankintú (Panamá), y conseguimos recaudar 51.043,45 euros para la alimentación y atención de unos 200 niños desnutridos ingresados en el Centro de Desnutrición NutreHogar, y a los 280 niños de entre 1 y 5 años del parvulario Mirónomo-Krónomo. Gracias al éxito un año más de esta campaña y, sobre todo, a la colaboración de nuestra Comunidad, contribuimos a reducir la desnutrición en esta comarca.

En esta ocasión, nos unimos al proyecto de Kipushi (El Congo), gestionado por las Mercedarias Misioneras de Berriz, destinado al Dispensario de Saint Charles. Este dispensario atiende prácticamente a toda la población de Kipushi y de los pueblos vecinos. Las necesidades son infinitas, por lo que el dinero irá destinado a varias áreas de las instalaciones. Principalmente, se pretende arreglar el techo de la maternidad, que en la actualidad se encuentra en muy malas condiciones, y contribuir a mejorar los suministros de luz y abastecimiento de agua para que el centro sanitario pueda trabajar en mejores condiciones. Asimismo, se requieren materiales y recursos para las salas de parto, el tratamiento de casos de malnutrición en niños, el seguimiento de enfermos seropositivos, el apoyo a personas con diabetes, la sensibilización y atención de casos de epilepsia, y la construcción y adecuación de otras zonas del centro.

El presupuesto para este proyecto es de 41.850 euros, y esperamos cubrir esta cantidad a través de distintas aportaciones y campañas.

La más conocida de estas campañas es el Txaparrón Solidario, que este año celebramos el fin de semana del 21 y 22 de marzo en la plaza de Tafalla. Podremos visitar en los distintos stands y participar en las actividades que se preparen, y colaborar así con el proyecto.

Asimismo, el día de Jueves Santo, “Día del Amor Fraterno”, se podrá contribuir a esta iniciativa convirtiendo tu ayuno de la Cuaresma en solidaridad.


Desde aquí te invitamos a colaborar con nosotros para conseguir, un año más, llevar un poco de esperanza a quienes más lo necesitan.


Proyecto

Kipushi, de la Provincia de Katanga, en la República Democrática del Congo, cuenta con una población de aproximadamente 70.000 habitantes. Está situada al sur del país, en la frontera con Zambia y a 30 km de Lubumbashi.



Antigua ciudad minera, cuando en el año 2000 la compañía minera de la Gecamines fue a la quiebra, muchas personas perdieron su empleo. La población pasó a sobrevivir del cultivado de la tierra con métodos rudimentarios y del pequeño comercio. Vinculado a la Gecamines estaba el único Hospital de la zona, que tras la quiebra de la mina se fue deteriorando, y ha llegado hoy a convertirse en un hospital privado, muy caro para las posibilidades de la población local.

El Dispensario de Saint Charles fue construido en el año 1984 para atender a la población más pobre, aquellos que por no trabajar en la mina no tenían acceso al hospital de la Gecamines. Hoy en día atiende prácticamente a toda la población de Kipushi y de los pueblos vecinos, dada la falta de alternativas.

El Centro pertenece a la Diócesis, pero desde su inicio la gestión, organización y funcionamiento ha estado al cargo de las Mercedarias Misioneras de Berriz (www.mmb-esp.net/). Actualmente en la dirección del centro está la pamplonesa Amaya Modrego y María Dominique, natural de Kipushi.

El Centro se financia con algunos donativos puntuales y con los precios que pagan los pacientes. Sin embargo, debido a la pobreza de la población, los precios son muy bajos o incluso en algunos casos gratuitos.

El proyecto pretende abarcar las principales necesidades del dispensario en la actualidad, ayudando a mejorar lo máximo posible el funcionamiento del mismo.

Principalmente, se pretende arreglar el techo de la maternidad, que en la actualidad se encuentra en muy malas condiciones y corre el riesgo de hundirse, y contribuir a mejorar los suministros de luz y abastecimiento de agua para que el centro sanitario pueda trabajar en mejores condiciones básicas.

Asimismo, con el dinero recogido, contribuiremos a la compra de materiales y recursos para las salas de preparto y parto, que se encuentran actualmente en condiciones precarias. El Centro atiende una media de 170 partos al mes, por lo que esta es una necesidad fundamental.


La malnutrición es un problema muy común en la zona, por lo que el dispensario realiza un seguimiento a todos los niños de 0 a 5 años y trata todos los casos, y forma a las madres para prevenir la transmisión de enfermedades a sus hijos. Una media de 75 mujeres al día frecuenta el centro preescolar con sus bebés.

Aparte del trabajo rutinario, el Centro cuenta con cuatro proyectos en marcha:

  • Sensibilización, detención y seguimiento de enfermos seropositivos.
  • Seguimiento y apoyo de personas con diabetes.
  • Sensibilización y seguimientos de casos de epilepsia.
  • Prevención y seguimiento de la malnutrición.
Por último, se pretende construir y adecentar algunas otras zonas del dispensario necesarias para desarrollar el trabajo.


¿Cómo colaborar?

Si formas parte del Arciprestazgo de Tafalla, cualquiera de los párrocos de las localidades te darán toda la información para que puedas colaborar, de una forma u otra, con este proyecto. En caso contrario, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros a través de txaparronsolidario@gmail.com y te contaremos cómo puedes colaborar con este proyecto.

Muchas gracias a todos de antemano.


- - - - - - - - - -


Austeridad Compartida y Txaparrón Solidario 2014

Como cada año, desde el Arziprestazgo de Tafalla se prepara la campaña de Austeridad Compartida y, con ella, el Txaparrón Solidario. Con estas iniciativas intentamos poner nuestro granito de arena en el mundo, ayudando a quienes pasan por dificultades, y para ello animamos a colaborar a toda nuestra Comunidad.

El año pasado el colaboramos con un proyecto en Nyarurema (Rwuanda), y conseguimos recaudar 54.317,91 euros para la construcción de servicios básicos, alimentación y alojamientos de 163 familias en esta área.

Este año queremos unirnos al proyecto de Kankintú (Panamá), que consiste en proporcionar durante doce meses la adecuada alimentación de los niños desnutridos ingresados en el Centro de Desnutrición NutreHogar (unos 200 anuales) y a los 280 niños de 1 a 5 años del parvulario Mirónomo-Krónomo, de la comarca indígena Ngöbe-Buglé. El objetivo es reducir la desnutrición, previniéndola en esa guardería y haciendo que los niños ingresados en el centro de desnutrición se recuperen.



El presupuesto para este proyecto es de 36.750 euros, y esperamos conseguir cubrir esta cantidad a través de distintas aportaciones y campañas. El fin de semana del 5 y 6 de Abril se celebrará en la plaza de Tafalla el Txaparrón Solidario, donde todos podremos acudir a los distintos stands y colaborar con el proyecto. Además, el día de Jueves Santo, "Día del Amor Fraterno", se podrá contribuir a esta iniciativa convirtiendo tu ayuno de la Cuaresma en solidaridad.

Desde aquí te invitamos a colaborar con nosotros, para conseguir, un año más, llevar un poco de esperanza a quienes más lo necesitan.

Proyecto

La provincia de Bocas del Toro se extiende a lo largo de 8.745 km2, y está habitada por unas 120.000 personas. Bocas del Toro se caracteriza por la existencia de una gran diversidad cultural: indígenas (59,3%), afrodescendientes, mestizos y otros grupos más reducidos como chinos, iraníes y palestinos. A la Comarca indígen Ngöbe-Buglé, sólo puede accederse mediante un viaje de 5 horas en cayuco con motor.

Panamá ocupa el puesto 62 en el ranking del índice de desarrollo humano, pero es uno de los países de Latinoamética con el mayor índice de desigualdad en la distribución de ingresos.

Cerca del 40% de la población vive en condiciones de pobreza, especialmente en el área rural, cifra que se eleva hasta el 98% en el caso de la población indígena. El grupo más numeroso es el de los Ngöbe-Buglés, al que pertenece el 59% del total de la población indígena.

Los Ngöbes habitan en la región donde se encuentran los siete distritos más pobres del país y se registra el peor índice de pobreza nacional.

El proyecto desea proporcionar durante doce meses la adecuada alimentación de los niños desnutridos ingresados en el Centro de Desnutrición NutreHogar (unos 200 anuales) y a los 280 niños de 1 a 5 años del parvulario Mirónomo-Krónomo. Todo ello situado en la comarca indígena Ngöbe-Buglé. El objetivo que se persigue es reducir la desnutrición, previniéndola en esa guardería y haciendo que los niños ingresados en el centro de desnutrición se recuperen.

Gracias al mantenimiento del comedor del parvulario, podremos garantizar a los niños el acceso a fuentes nutritivas que no pueden obtener de otra forma. En muchos casos, el alimento que reciben en los comedores escolares supone el único alimento diario de los niños.

En cuanto a los beneficiarios del Centro de NutreHogar, se trata de niños en situación de desnutrición que provienen de comunidades lejanas y que, una vez recuperados, regresan a sus hogares. Desafortunadamente, en muchas ocasiones los niños regresan al centro porque sus padres no pueden continuar el proceso de recuperación. El índice de mortalidad de estos niños es del 50% una vez entran en la fase de desnutrición severa.

¿Cómo colaborar?

Si formas parte del Arciprestazgo de Tafalla, cualquiera de los párrocos de las localidades te darán toda la información posible para que puedas colaborar, de una manera u otra, con este proyecto. En caso contrario, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de txaparronsolidario@gmail.com y te contaremos cómo colaborar. Muchas gracias de antemano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario